¿Reservado minusválidos?

 

5636450909_76eeb91303_z

 16:00 horas, tengo hambre, acabo de salir de trabajar y me dispongo a volver a casa. Junto al aparcamiento de motos se encuentran las plazas de minusválido.

Chaqueta, casco… una mujer esta aparcando en minusválidos. Se baja del coche, no lleva ningún tipo de identificativo. 

Se peina mirando el retrovisor, es un coche de gama alta, de los denominados SUV. Recoge una bolsa del asiento de atrás, no puedo dejar de mirarla, mi incomprensión debe ser sumamente palpable. Su mirada se cruza con la mía, (que cara de tonto debo tener en este momento) ni caso, se gira y sigue su camino.

 

Comienzo la vuelta a casa pensando porque no le he dicho nada, es mi deber como ciudadano, es una cuestión moral, no podemos permitir que estas cosas sucedan delante nuestro una y otra vez. ¡Está bien! La próxima vez, que vea lo mismo, no me quedaré callado e increparé a la otra persona.

Apenas pasan dos días y se vuelve a producir, en este caso un padre con dos hijos adolescentes. Me bajo de la moto, me quito el casco y escucho:

 -¡Veis! Es cuestión de ser más listo que los demás y puedes aparcar más cerca. 

 

¿De verdad? ¿¡Está presumiendo de sus actos ante sus hijos!? Me quedo tan atónito que no soy capaz de mediar palabra, lo sigo con la mirada hasta que se pierde por la calle del fondo, se ha dado cuenta de que no dejo de mirarlo, pero tampoco me dice nada. 

De camino a casa pienso una y otra vez en lo sucedido, no es sólo que él lo haga mal, es que presume abiertamente de ello. Y sus hijos, niño y niña de entre 12 y 16 años lo alaban por ello. ¿Qué tipo de personas estamos construyendo? 

 

Me dan ganas de colgar una fotografía del los coches que aparquen en minusválidos, sin deber, en internet. Será mi pequeña batalla, pienso. Tras hablar con unos amigos, resulta que podría incurrir en un delito, así que debo abandonar la idea, no puedo denunciarlos públicamente.

 

Unos pocos días, diferente zona de la ciudad, mismo incidente. Una señora o señorita, entorno a los 40 años, muy arreglada, se dispone a aparcar en la plaza de minusválidos. No lleva ningún tipo de identificativo. Se baja del coche, me quito el casco y le indico:

  • Disculpe, ¿Se ha dado cuenta de que es una plaza para minusválidos?
  • ¿La vas a utilizar tú?- me increpa.
  • No pe…
  • ¡Pues entonces déjame en paz y lárgate! -Dice subiendo el tono y sin dejarme hablar.

Intento explicarle que no es por molestarla, que es una cuestión de educación. Pero no tiene ningún sentido, se ha dado la vuelta, cerrado su coche y se marcha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: